La Guerra Fría

La Guerra Fría fue un largo periodo de nuestra historia más reciente que se prolongó desde 1947 hasta la caída del Muro de Berlín en 1989 y estuvo determinada por la tensión permanente entre las dos grandes potencias militares nacidas de la II Guerra Mundial. La carrera armamentística nuclear y la pugna espacial caracterizaron estos años, en los que se evitó un conflicto mundial pero fueron frecuentes los focos locales de tensión y guerra (bloqueo de Berlín, guerra de Corea, de Vietnam, problema palestino, crisis cubana, guerra de Afganistán, primavera de Praga, invasión de Hungría, etc.).

La Guerra Fría en Europa

Se constituyeron dos poderosos bloques militares: en 1949 se creó la NATO/OTAN que aglutina a los aliados de EEUU, en 1955 nació el Pacto de Varsovia entorno a la Unión Soviética.

La Guerra Fría en el Mundo





Las dos grandes superpotencias aspiraban a llevar su influencia más allá de Europa, lo que produjo la reacción de algunos países recién independizados tras el proceso de descolonización. En 1955 se celebró la Conferencia de Bandung, que reunió a más de veinte países que pretendían distanciarse de la política de bloques y seguir una política independiente. Fue el Movimiento de los No  Alineados.


                               


En el largo periodo de Guerra Fría podemos distinguir varias fases:

  • El comienzo de las tensiones (1945-47). La política expansionista de Stalin llevó al surgimiento de la Doctrina Truman de contención del comunismo. Además Estados Unidos pone en marcha el Plan Marshall de apoyo económico a los países de su órbita.
  • La Primera Guerra Fría (1948-1955). Años de gran tensión internacional. El bloque comunista se ve reforzado por la victoria de Mao en la guerra civil China. En 1948-49 se produce la crisis del bloqueo de Berlín. Stalin, ante la amenaza de la creación de un estado alemán occidental, aisló Berlín y EEUU burló el cerco con un imponente puente aéreo. En 1949 Alemania quedó dividida en dos estados. Un foco de tensión clave fue la Guerra de Corea (1950-53), en la que  fue decisiva la intervención de China en defensa de los comunistas coreanos y que terminó con la división del país.
  • La Coexistencia Pacífica (1955-62). La muerte de Stalin y la llegada de Kruschev al poder en la URSS facilitó la reducción de la tensión entre las grandes potencias. Aún así, este periodo no estuvo exento de  conflictos: el aplastamiento de la revolución húngara (1956), que pretendía romper con los soviéticos; la construcción del muro de Berlín (1961), la ruptura de China con el bloque soviético y las crisis extraeuropeas de Suez (1956) y Cuba (1962).
  • La Distensión (1962-75). Tras la alta tensión de la crisis cubana se pasó a un periodo de relajación del conflicto sordo que enfrentaba a soviéticos y norteamericanos. Fueron años en los que existió una contestación interna en ambos bloques: los soviéticos tuvieron que someter una rebelión pacífica en Checoslovaquia (Primavera de Praga) y los EEUU tuvieron que asumir el desmarque de la Francia de De Gaulle. En estos años también hubo focos de conflicto: las guerras árabe-israelíes alrededor del problema palestino (Guerra de los Seis Días, Guerra del Yom Kippur) y la larga guerra de Vietnam que es consecuencia de la división de Vietnam tras la guerra de Indochina en los años 50. 
  • La Nueva Guerra Fría (1975-85). Los éxitos del expansionismo soviético a finales de los 70 en América Latina (Nicaragua) y África (Angola, Mozambique, Etiopía) añadidos a la expulsión de los EEUU de Vietnam llevaron a una reacción de los norteamericanos y a un nuevo rearme nuclear. El punto álgido se alcanzó con la invasión soviética de Afganistán en 1979.
  • El fin de la Guerra Fría y la caída del Muro de Berlín (1985-1991). En los años 80 la URSS da muestras de agotamiento. La corrupción política, la crisis económica y el desfase tecnológico provocó un hundimiento del sistema soviético. En 1985 Gorbachov comienza importantes reformas económicas y una apertura política (Perestroika) que irradia hacia todo el bloque oriental. En 1989 se derrumba el Muro de Berlín y en 1991 se disuelve la Unión Soviética.